La prohibición del sexo fuera del matrimonio y la expresión libre de afecto entre las personas de un mismo sexo, fueron los primeros dos anuncios que hizo la organización del Mundial Qatar 2022. Pero eso no es todo, ya que ahora aseguraron que quien luzca la bandera LGTBI durante la competencia será enviado a la cárcel.

“Quien luzca la bandera LGTBI en el Mundial será arrestado por 7 u 11 años. Qatar es un país islámico y se debe respetar su religión”, expresó Nasser Al-Khater, portavoz del Mundial de Qatar.

“Qatar es un país conservador y las muestras públicas de afecto están mal vistas independientemente de la orientación sexual”, habían manifestado hace un tiempo atrás, lo que ponía en advetencia de lo que se venía.

Y si tenemos en cuenta que quien debe controlar esa cuestión y otras tantas más es el presidente de FIFA, Gianni Infantino, tampoco se esperan grandes cambios, ya que no hace mucho dijo públicamente que "La comunidad LGBT será bienvenida en Qatar, pero tendrá que respetar la cultura local".

Nasser Al-Khater es el portavoz del Mundial Qatar 2022.

“Pongo mi tienda de campaña aquí en Doha, voy a vivir aquí e iré todos los días para ver a los responsables en el Gobierno y asegurar que estas leyes (reformas) se aplican, y si se comete alguna violación”, dijo Infantino, sonriendo, en el panel de clausura del Foro Económico de Catar, que duró dos días.

“Protegemos lo posible los derechos humanos y los de los trabajadores” migrantes, recalcó, subrayando la importancia de que los pasos reformistas dados por Qatar sigan después del Mundial, que, insistió, “será especial y maravilloso”.

Comentarios