En las vísperas del Día del Padre, Sebastián Vignolo comenzó su programa F90 de una manera diferente y Oscar Ruggeri emocionó al país con sus palabras. 

El famoso conductor, del magazine deportivo de ESPN, dejó de lado el ámbito futbolístico para realizar una apertura de programa diferente en donde contó lo difícil que le resultó lograr ser padre y el gran trabajo que realiza para encontrar un equilibrio entre sus actividades laborales y el tiempo que le dedica a su familia. 

En esta línea, el campeón del mundo, Oscar Ruggeri, sumó su experiencia personal y contó lo mucho que sacrificó para estar en la Selección Argentina, que en ese entonces era dirigida por Carlos Bilardo, y dijo: "Cuando me preguntan, recontra feliz de haber salido campeón del mundo, haber estado en la selección y haber jugado mundiales, pero me perdí eso que vos decías del tiempo con mis hijos, cuando yo terminé ya mis chicas eran grandes". Y agregó "La vida me dio por un lado todo eso del reconocimiento y demás, pero yo no estuve en el crecimiento de mis hijas, no pude estar". 

Luego, contó como era ser parte del seleccionado nacional bajo las órdenes de su obsesivo DT y expresó: "Once años le dediqué a la selección, once años que no se los dí a mis hijos, estar con Bilardo ocho años, no era ir a entrenar y volver a casa, era todo el día la cabeza explotada mal. A la mañana estaba en Ezeiza entrenando, a la tarde en Ezeiza y a la noche mirando videos, cuando llegaba a mi casa ya estaban todos durmiendo". 

Por último, contó si se arrepentía de todo el sacrificio hecho en su momento y dijo: "No me arrepiento de nada porque gracias a Dios tuve una familia que entré todos solucionamos esas cosas".

Comentarios