Martín Firpo se hizo conocido por ser el hincha de River Plate que arrojó una piedra que impactaron contra el micro de Boca Juniors, cuando el conjunto Xeneize se dirigía hacia el Estadio Monumental para disputar el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores 2018.

Luego de la suspensión del encuentro, Firpo estuvo profugo durante diez días y finalmente fue detenido. En ese momento, desde el club Millonario decidieron suspender al hombre y aplicarle el derecho de admisión.

Sin embargo, hace algunas semanas, fue nuevamente noticia por haber sido interceptado por la Policía de la Ciudad cuando intentó ingresar al Monumental para ver un partido ante Central Córdoba de Santiago del Estero.

En ese momento, Firpo aseguró: "Fue un momento en el que no supe controlar un impulso del cual me arrepiento. Yo sé que estuve mal, no soy de hacer eso y me duele haber pasado por esto".

Finalmente, la comisión directiva de la entidad de Núñez determinó, de manera unanime, echar a Firpo de la institución, lo que implica que ya no podrá ser socio, ni tampoco tendrá permitido volver a ingresar a las inmediaciones del estadio.

Comentarios