Rodrigo De Paul se ha convertido en uno de los símbolos de la Selección Argentina y del ciclo de Lionel Scaloni. Su constante entrega y sus buenas actuaciones lo llevaron a un lugar de trascendencia que no tenía cuando decidió emigrar a Europa, luego de irrumpir en la primera división de Racing

Después de disfrutar de sus vacaciones junto al resto de sus compañeros del plantel Albiceleste y de pasar algunos días junto a Tini Stoessel, el futbolista regresó a su país para estar con sus familiares y afectos. Y más allá del cariño que recibe a diario, donde muchos hinchas lo han visto por las calles de Buenos Aires, por estas horas encendió la polémica por una foto que lo mostró jugando un picado, a pocos meses del inicio del Mundial de Qatar 2022. 

 

Para despuntar el vicio de la pelota, el mediocampista se prendió en un partido que se jugó en el Centro Educativo Loreto (en su Sarandí natal), del cual es ex alumno.  

Y obviamente en tiempo de celulares en mano, alguien capturó ese momento, lo subió a las redes sociales y la explosión y la polémica no tardó en llegar.  

El partidito con amigos que le trajo un dolor de cabeza, a pocos meses de Qatar 2022.

Comentarios