“Recuperándome viendo al mejor ¡Vamos Boca!”. Con esa frase, Ángel Clemente Rojas publicó el domingo una conmovedora imagen suya en su cuenta de Twitter, en la cual se lo ve mirando el partido, desde su cama de internación, entre Boca y Barracas por la Liga Profesional. 

El ídolo Xeneize, de 77 años, se encuentra internado con principio de neumonía. Su estado de salud lo llevó a hacerse atender en un hospital público, pero cuando los dirigentes de Boca se enteraron de la situación, decidieron trasladarlo hacia una clínica privada para que tenga un cuidado personalizado.

Pero los detalles de la institución para con una de los máximas  figuras de su historia, no terminaron allí: por estas horas, el mediocampista Pol Fernández lo fue a visitar y le regaló una camiseta suya. 

 

Ángel Clemente Rojas aseguró en más de una oportunidad considerarse uno de los “máximos ídolos” de Boca “al igual que Juan Román Riquelme”, con quien mantiene una linda amistad.

“Entre los grandes ídolos, yo me pongo en el podio. Acá hay una cosa que es clara: los dos máximos ídolos del club son Riquelme y Ángel Rojas”, afirmó hace poco el ex atacante creativo en la década del sesenta en una nota brindada a radio Trinidad. Y argumentó: “Pasa que hay muchos pibes que no me vieron jugar. Estamos ahí, cabeza a cabeza”.

Rojitas, surgido de las inferiores boquenses, debutó oficialmente en primera división en 1963. Sumó cuatro campeonatos locales de 1964, 1965, 1969 y 1970 y la Copa Argentina de 1969.

Comentarios