Romina Malaspina está nuevamente en boca de todos tras la apertura de los castings de Gran Hermano. La ex participante del reality sonó para regresar a la casa más famosa del país, pero sólo fueron rumores, ya que bajo ningún punto de vista dejaría todo lo que la tocó construir como DJ e influencer.

La marplantense en los últimos días se vistió bomba para ir a un cumpleaños e inclusive su outfit jugado fue viral por cómo los replicaron sus seguidores, pero vivió una situación inesperada, el homenajeado nunca apareció. Se trata del evento de Santi Maratea, que organizó una fiesta pero él no fue y definó su accionar como arte.

Romina viene a pleno trabajando como DJ también tal cual lo hizo en Miami, donde fue la encargada de pasar música a más de 700 personas, logrando una gran aceptación del público. A Estados Unidos viajó junto a su íntima amiga  Sasha Ferro, hermana del actor  Lionel Ferro, con quien hizo fotos al borde de la censura.
 
Además la influencer sigue a pleno, junto a su grupo de trabajo, generando contenido para las redes sociales. El primer destino de varios fue nada menos que Bariloche, donde hizo producciones realmente fantásticas, con paisajes soñados.

Comentarios