El fútbol de Neuquén vivió una situación nunca antes vista, ya que un técnico debió someterse a una operación en su órgano reproductor, por lo que recibió casi 30 puntos de sutura y debía hacer reposo, por lo que decidió dirigir el partido desde la camilla mediante su celular.

Se trata de Guillermo Doglioli, director técnico del Club Independiente de Neuquén que se encuentra disputando un torneo local. 

Recientemente le apareció una especie de ampolla en su pene, que con el paso del tiempo no desaparecía, decidió acudir al médico.

Al revisarlo los profesionales de la salud le advirtieron que se trataba de un quiste y que necesitaba ser intervenido lo más pronto posible.

Debido a ello comenzaron a preparar la cirugía que se terminó llevando a cabo durante los últimos días. "Estaba re asustado. No sentí nada, me durmieron enseguida. Eso sí, me habían comentado que eran dos puntitos y fueron 28", reconoció el DT.

Si bien la intervención quirúrgica fue un éxito, el paciente necesitó unos 28 puntos de sutura en su miembro. Al día siguiente de su paso por el quirófano, Independiente tenía un enfrentamiento clave frente a Sapare, para mantener la primera posición en la Copa Neuquén. 

Sin embargo por el estado en el que se encontraba esto lógicamente no era posible. No obstante encontró la manera de no quedarse afuera. Comenzó a ver el partido con su celular por una transmisión de Facebook y cada vez que pensaba que debía intervenir, llamaba por teléfono a sus colegas.

"No pude ir a la cancha, no me podía ni mover. Por el Facebook veía el partido y los iba llamando por teléfono a mis ayudantes, que son unas fieras", declaró  Guillermo Doglioli, quien terminó festejando la victoria de su equipo por 2 a 1.

Comentarios