John Viáfara, el ex jugador colombiano que fue parte fundamental del equipo de Once Caldas que en 2004 le ganó la final de la Libertadores a Boca, fue arrestado en su país luego de que la Justicia de Estados Unidos solicitara la extradición por presunto tráfico de drogas.

Viáfara, preso por narcotraficante.

El volante, recordemos, marcó el gol del local en el partido revancha, luego del 0-0 en La Bombonera. Después, Nicolás Burdisso igualó el cotejo, que terminó 1-1, y por eso la definición del título se dio en los penales. Allí, el arquero de Once Caldas, Juan Carlos Henao, le atajó los disparos a Cascini y a Cángele, y como Schiavi y el mismo Burdisso desviaron los suyos, el conjunto colombiano se impuso por 2-0.

Viáfara, de 40 años, fue acusado por la Fiscalía de Texas de ser integrante de una red vinculada al temido Clan del Golfo, que durante una década trasladó enormes cargamentos de cocaína en lanchas rápidas que salían del Pacífico colombiano con destino a Centroamérica y finalmente Estados Unidos.

De estrella del fútbol a narcotraficante.

Comentarios