Por Pablo Robledo 
@pablitoorobledo 
Enviado Especial a Bolivar 

Bolívar, más grande que nunca. En un partido no apto para cardíacos, las Águilas dieron vuelta un 0-2 ante Obras y se coronaron campeones de la Liga Argentina de Voley por octava vez en su historia. Con esta conquista, el Celeste se convirtió en el equipo más ganador de la competencia. El República de Venezuela vivió una noche que quedará para el recuerdo

El Obrero trabajó mejor el primer set y se lo llevó de punta a punta con un parcial de 20-25. Mostró mucha seguridad de principio a fin y supo sobreponerse cada vez que Bolívar se le acercaba en el marcador. Sobre el cierre pudo sacar una luz de ventaja y Obras se quedó con el primer punto de la noche.

El segundo punto fue muy peleado, pero el equipo de Juan Serramalera sacó chapa en el último tramo y se lo llevó por 19-25. Después de un arranque muy parejo Bolívar se pudo poner en ventaja por primera vez en el partido cuando quedó 10-9, pero el Obrero no paró de insistir y, otra vez sobre el cierre, volvió a sacar un plus para quedarse a un parcial de la gloria.

En el tercer set parecía que las Águilas habían perdido el rumbo. No encontraban juego, y para colmo, los sanjuaninos sacaban puntos de cualquier lado. En el cierre del punto daba la sensación que Obras tenía el título casi asegurado, pero el Celeste se despertó justo a tiempo y con mucho corazón sacó adelante el partido y se impuso por 25-23 en un cierre a pura emoción.

El campeón de la Copa Libertadores de Voley volvió a aparecer en el República de Venezuela y empardó el partido después de estar 0-2 abajo. Con un parcial de 25-13, las Águilas dieron una clara muestra de carácter en un partido sumamente caliente y estiraron la definición al tie break.

La definición fue palo y palo. Las Águilas y el Obrero pelearon palmo a palmo en una definición muy ajustada, donde el partido estaba para cualquiera. Después de arrancar abajo Bolívar lo dio vuelta, y después de desperdiciar dos match ball finalmente logró consumar la hazaña y se impuso por 18-16 ante un estadio colmado, que deliró hasta el final.

Comentarios