La categoría superwelter tendrá el próximo 14 de mayo en Carson, California, una de las peleas más atrayentes de los últimos tiempos. La unificación de todos los títulos entre Brian Castaño y Jermell Charlo, que se postergó por una lesión del púgil nacional, sin dudas es de los más interesante que se pueda ver en el boxeo e incluso incita más que el combate inicial, justamente por lo controvertido que fue el fallo de aquella pelea en la que el argentino se vio perjudicado.  

En el afán de ponerle pica a la revancha y para contestarle a las "amenazas" del estadounidense, el oriundo de La Matanza no se quedó atrás y redobló la apuesta: "No me sorprenden sus comentarios porque sé la clase de persona que es: intenta ensuciar a todos, los trata de tramposo y eso se debe a la inseguridad que tiene. Me molesta el respeto que tiene con sus colegas. Yo estoy focalizado en mi camino y lo voy a partir al medio y lo voy a quebrar. Habló de más y se lo voy a hacer pagar", lanzó el campeón mundial de la OMB.

A su vez, el boxeador bonaerense recordó que "la primera pelea fue cerrada", aunque prometió que "en la segunda lo voy a noquear".

Además, se refirió a las picantes declaraciones previas de Charlo, quien también prometió noquear. "Sabe que enfrente tendrá un rival difícil y a mi no me importa si él será el Charlo de antes o el de ahora, yo me encargaré de hablar en el ring. Soy un guerrero de verdad y, haga el trabajo que haga, a él le va a costar", afirmó.

Comentarios