Lo peor ya pasó para Niki Lauda. Tras estar internado desde agosto debido a un transplante de pulmón, el austríaco finalizó con la rehabilitación y retornó a su hogar. El siguiente paso es estar en los boxes de la Fórmula 1 cuando arranque la temporada.

"Gracias a todos por su afecto, ahora estoy recuperándome y luego de más de cuatro meses en el hospital estoy mucho mejor", afirmó Lauda al un programa de la TV italiana. Lauda es director no ejecutivo del equipo Mercedes de Fórmula 1, que viene de ganar los últimos cinco campeonatos del mundo.

Comentarios