Nadie olvida a los 12 niños que, junto con su entrenador de fútbol, fueron rescatados de una cueva inundada en Tailandia, luego de pasar 18 días atrapados. Y luego del calvario que pasaron, los chicos ahora disfrutan: este sábado, arribaron a Buenos Aires y estuvieron presentes en la inauguración de los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Apenas llegaron a tierras argentinas, los tailandeses fueron recibidos por autoridades de la organización y el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Thomas Bach. Luego estuvieron presentes en la ceremonia de apertura olímpica, donde emocionaron a todos los presentes.

En tanto, luego de asistir a los Juegos, los niños y adolescentes visitarán hoy la cancha de River, donde el club les organizó un partido contra el equipo de la escuela de fútbol Ángel Labruna, además de una visita guiada al museo de la institución.

Comentarios