Andrea Collarini participó del Challenger de Sarasota (Estados Unidos) donde llegó hasta la semifinal. Sin embargo, el tenista argentino (en realidad nació en Nueva York, pero representa a nuestro país), fue noticia no por lo deportivo sino porque denunció el robo de muchas de sus pertenencias, dentro del vestuario.

En su twitter, Collarini publicó un comunicado en el cual manifiesta que "después de ganar mi partido de tercera ronda, me dirijo al vestuario a ducharme. Salgo dos minutos para pedir turno con el kinesiólogo y cuando vuelvo me encuentro a un señor (alrededor de 50 años, pelo corto oscuro, con gorra y remera blanca) sacándome ropa de mi bolso".

En otro párrafo contó que "me doy cuenta que mi bolso estaba todo revuelto y, mientras tanto, sale corriendo. Intento perseguirlo pero el estacionamiento estaba al lado y seguramente ya estaba arriba de su auto (todo esto sucedió en un barrio cerrado). La persona que me robó tenía una credencial del torneo, pero nadie lo conocía. Algunos jugadores me comentaron que les había pedido fotos y que tenía acento portugués. Me robó 3 raquetas, 2 remeras de partido, 2 shorts de partido, 2 gorras, 2 pares de medias y una bolsa con 25 muñequeras".

Luego, en su texto, el tenista comenta que solicitó ayuda a la organización y que nadie hizo nada (caminaron a paso lento por las canchas, expresó) y que realizó la correspondiente denuncia policial. Además, admitió que más allá del impacto emocional "me quedé solamente con dos raquetas, lo cual me perjudicó mis restantes entrenamientos y partidos, y me va a seguir perjudicando en el resto de la gira", y completó de la siguiente manera: "es una vergüenza que pasen este tipo de cosas en torneos profesionales, que podrían ser evitadas cumpliendo con la seguridad requerida".

Collarini continúa con la gira tenística, pero con muchas menos pertenecias de las que tenía, incluídas las raquetas...

Comentarios