Los últimos meses en la vida de Sergio Gabriel Martínez cambiaron drásticamente. Pasaron de pensar un monólogo para realizar un show de stand up, a volver a entrenar en alta competencia pensando en su regreso a la actividad. Luego de que se confirmara que se subía al cuadrilátero para darle la revancha al mexicano Julio César Chávez Jr. en Estados Unidos, en las últimas horas salió el padre del azteca a manifestar que ese combate estaba caído.

"La verdad es que no hay pelea con Maravilla Martínez. Julio peleará, pero el 1° de diciembre en el Staples Center (Los Ángeles) en la co-estelar de Fury-Wilder", declaró Chávez padre en el programa "A los golpes", que se emite por ESPN y lo tiene al ex boxeador como comentarista.

Maravilla, que está en Ucrania en el marco de la Convención anual del CMB, tiene pensado oficializar el combate en dicho evento, aunque esta declaración de Chávez podría hacer que cambie de oponente.

De todos modos, sectores cercanos a Martínez, afirman que si se cae la revancha es pura y exclusivamente porque el azteca no puede dar el peso pactado ya que está varios kilos por encima y duda en si los puede bajar para el 17 de noviembre, fecha pactada para el pleito.

Comentarios