Floyd Mayweather cerró con una victoria su 2018 al noquear a Tenshin Nasukawa, campeón del kickboxing japonés, en un combate de exhibición en el Saitama Super Arena.

El púgil estadounidense tardó 139 segundos en tirar tres veces a su novia, que terminó llorando mientras que el excéntrico estadounidense se reía y bailaba del otro lado.

No hubo equivalencias en el combate.

"The Money", que no se tomó muy en serio esta pelea, llego casi 3 horas más tarde porque "estaba de fiesta" según publicó el diario español. También se supo que cambió las reglas del combate.

La pelea duró menos de tres minutos.


Rizin aseguró en sus reglas que ambos luchadores pelearían con guantes de su marca, pero Mayweather saltó al ring con la marca Grant, los que ha utilizado habitualmente en sus combates. Un verdadero circo millonario dónde no hubo ni jueces.

 

Comentarios