Ayer culminó otra Copa Mundial de Hockey Femenino y "Las leonas" demostraron nuevamente que el hockey de nuestro país sigue más vigente que nunca en la elite de ese deporte. Después de caer en la final ante Países Bajos por 3-1, el equipo de Marcelo Ferrara y el conjunto neerlandés sumaron un nuevo episodio a una rivalidad histórica.

En primer lugar, vale destacar que ambos conjuntos son los que siempre dominaron la escena mundialista y también la olímpica. Con respecto a la última, el equipo naranja también le había arrebatado la medalla de oro a las argentinas en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 con un resultado idéntico al de ayer.

Pero cuando de mundiales se trata, Países Bajos tiene una hegemonía difícil de combatir. Tan es así, que el equipo, que se encuentra en la cima del ranking de la Federación Internacional de Hockey, obtuvo 14 medallas (nueve de oro) en las 15 ediciones del torneo que se jugaron desde su creación en 1974.

Con el de ayer, ambos equipos jugaron 48 partidos en toda la historia, con 27 victorias para las neerlandesas, seis empates y 15 triunfos para las albicelestes. Pero al desgranar los partidos decisivos, la historia se empareja.

Las dos selecciones más importantes fueron las que definieron la primera entrega de la Copa del Mundo de 1974, realizada en Francia, que culminó con triunfo para las europeas. Con el siglo XXI llegaron las alegrías y "Las leonas" vencieron, primero en los JJ.OO de Sydney 2000 y luego en la final del Mundial de Australia 2002.

En el mundial 2010, Argentina venció como local.

Tanto en las olimpiadas de Atenas 2004 y Beijing 2008, como en el Mundial de 2006 en España, las naranjas se tomaron revancha y ganaron en semifinales. No fue hasta el Mundial organizado en nuestro país en 2010 que las argentinas en una emotiva final volvieron a vencer con una Luciana Aymar como estandarte.

En los JJ.OO de Londres 2012, el equipo argentino volvió a quedar a las puertas del oro y en el Mundial de 2014, en el que fueron locales, las holandesas obtuvieron otra victoria más en semifinales.

En definitiva, y más allá del sabor amargo que dejó la derrota de ayer, la rivalidad entre estas dos selecciones es realmente apasionante y promete tener más capítulos en la historia.

Comentarios