El argentino José María "Pechito" López, junto a su equipo de conducción, terminó en el segundo puesto de las 24 Horas de Le Mans y ocupó por cuarta vez el podio en esa tradicional carrera en Francia, incluida en el Campeonato Mundial de Resistencia (FIA WEC).

La victoria le correspondió a la unidad número 8 de la misma escudería, Toyota Gazoo Racing, comandada por el suizo Sebastián Buemi, el australiano Brendon Hartley y el novato japonés Ryo Hirakawa.

En sociedad con el británico Mike Conway y el japonés Kamui Kobayashi, López buscaba repetir la coronación alcanzada el año pasado en el circuito Le Sarthe, al centro oeste del país, pero una falla técnica en Toyota GR010 Hybrid #7 se lo impidió.

Los dos trinomios de la marca nipona, que se anotó la quinta victoria al hilo en Le Mans, se alternaron el primer puesto desde el inicio de la competencia.

Con Pechito López al volante, el Toyota #7 resignó el liderazgo en el intento de resetear el motor, una estrategia que estaba prevista al momento de cumplirse un tercio de carrera.

El argentino contaba con una ventaja de 15 segundos cuando su auto se detuvo en Arnage y el australiano Hartley lo adelantó mientras intentaba ponerlo de nuevo en marcha.

Una vez encendido el motor, el cordobés se dirigió a boxes, lo que le hizo perder más tiempo y quedar a una diferencia superior a una vuelta respecto del Toyota #8 a falta de 8 horas de acción.

El Toyota #8 que comandó Pechito López en Le Mans.

"Sabíamos que esto era posible, habíamos planificado resetear el auto. Es todo electrónica. Estábamos preparados para eso, el procedimiento suele tardar 25 segundos. Lo intenté dos o tres veces, el auto daba una falla híbrida. En boxes después funcionó, pero nos queda el sabor amargo de haber perdido tanto tiempo en eso", lamentó el argentino.

Dos horas antes, el equipo de Pechito había saltado a la primera colocación cuando la butaca la ocupaba el británico Conway, quien superó a Buemi al término de una zona lenta desplegada para retirar el coche #59 Inception Ferrari 488 GTE Am del sueco Alexander West. El cordobés fue el piloto que más tiempo permaneció al volante del Toyota #7: 8:51:03 (140 vueltas) contra 7:53:42 de Conway (131 giros) y 6:37:37 de Kobayashi (109).

Comentarios