Había tenido varios sábados demoledores que, luego, no pudo repetir los domingos, donde realmente vale. Pero, esta vez, no fue el caso. Con un dominio casi tiránico cada vez que salió a pista con el Ford, Matías Rossi consiguió esa tan ansiada victoria que se le venía negando desde septiembre del año pasado y, ante más de 40.000 personas, demostró que tiene con qué para soñar con la corona del Turismo Carretera.

Más allá de todo, no le fue sencillo al Misil, porque tuvo que luchar durante varias vueltas con Gabriel Ponce de León (Ford), que largó adelante al ganar la serie más veloz. Pero Rossi tuvo la paciencia necesaria para esperar el momento y asestar el golpe: en la vuelta 13 estiró el frenaje en la curva 2 y pudo doblegar al juninense. Desde ese momento la carrera, que tuvo varias neutralizaciones y que terminó por tiempo (se corrieron 25 de las 30 vueltas) fue monopolizada por Matías, ante un Ponce de León que se dedicó a conservar el 2° puesto y a mirar de reojo a Christian Ledesma (Chevrolet), que arribó 3°. Santiago Mangoni (Chevrolet), ganador de la fecha anterior, logró un valioso 5° puesto, mientras que a José Manuel Urcera (Chevrolet) le alcanzó con terminar 10° para conservar la punta del campeonato con 186 unidades.

Rossi y su Ford, una dupla invencible en el Fangio.

Bochita triunfal

Aprovechando un problema en al caja de Gustavo Micheloud (Ford), Diego Ciantini (Chevrolet) se hizo de la punta a metros de haber largado y dominó hasta el final para lograr su primera victoria del año en el TC Pista. Elio Craparo (Ford) llegó 2° y 3°, a más de 30 segundos, arribó Humberto Krujoski (Dodge). El campeonato lo comanda Marcelo Agrelo (4° con Dodge) con 170 puntos, seguido por Esteban Cístola (abandonó con el Ford) con 164 y Santiago Álvarez (Dodge, excluido) con 157,50.

Comentarios