El dolor está a flor de piel. Y se notó en La Pedrera, donde el equipo UR Racing, que atendía el Dodge de Juan Marcos Angelini, fallecido el domingo pasado mientras pilotaba su avión para acrobacias, armó el box del malogrado Tati exhibiendo el auto con el que había conseguido un podio en Paraná, la fecha anterior.

La desolación de los mecánicos que atendían el auto de Angelini se manifestó en las lágrimas que derramaron cuando se acercaron al Dodge. También, los fanáticos recordaron con banderas al piloto de Carreras, mientras que sus colegas exhibieron en distintas partes de sus autos frases recordatorias sobre el Tati.

Lo cierto es que, antes de la carrera de este domingo, la ACTC homenajeará al piloto aunque, todavía, no se especificó de qué manera. Lo que sí determinó la entidad es que en esta carrera se puso en juego el trofeo Juan Marcos Angelini.

Comentarios