Si para algo parece no haber ido a Daytona, es para pasar inadvertido. Y lo está consiguiendo. Porque el trabajo de Agustín Canapino a bordo del Cadillac DPi V.R del Juncos Racing viene siendo impecable, al punto de sorprender a Ricardo Juncos, dueño del equipo, y a parte de la prensa especializada de otros lugares del mundo.

Con un cuarto puesto en su primer día, consiguiendo el mejor tiempo de la tripulación -la completan Will Owen, René Binder y Kyle Kaiser- el arrecifeño sorprendió a quienes no lo conocían y que, de a poco, comienzan a observar las capacidades del reciente campeón del Turismo Carretera. 

"Es sorprendente lo de Agustín. Además de su nivel de conducción, es destacable cómo transmite lo que le pasa al auto, y lo estamos utilizando para ajustar todo lo técnico del coche. Es como la frutilla del postre tenerlo con nosotros", señaló, a Campeones, un entusiasmado Juncos, un argentino radicado en Estados Unidos desde 2001 y que supo crear, desde muy abajo, un importante equipo como el Juncos Racing.

"Es difícil de digerir, porque estamos en la categoría más grande y con todo lo que rodea a la carrera. Debutar en las 24 Horas de Daytona es demasiado grande, así que estamos disfrutando pero también siendo cuidadosos para que todo salga bien", agregó.

Por último, se refirió al accidente que este sábado sufrió Owen en la sesión matutina: "El gran problema es el tráfico. Girábamos con 54 autos en pista, así que no se puede analizar mucho. Por eso hoy tuvimos el primer incidente. Owen chocó a otro auto que freno en un sector de aceleración. Estamos trabajando con la puesta a punto y tratar de ser lógicos. Siempre hay algo para rescatar y aprender".

Comentarios