En el día de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Tokio se confirmaron 1.359 nuevos casos de coronavirus en la ciudad, casi un tercio menos que lo registrado ayer pero un incremento de cerca de un 150% respecto a la cifra del viernes.


La capital japonesa se encuentra en estado de emergencia hasta el 22 de agosto, lo que supone, por ejemplo, que los bares y restaurantes tienen que cerrar a las 20. Tampoco se admite la presencia de visitantes extranjeros por turismo y la mayoría de pruebas del certamen se disputarán a puerta cerrada.

Los 1.359 positivos reportados hoy exponen una mejora en las cifras diarias respecto a las 1.979 nuevas infecciones por Covid-19 de ayer, la cifra más alta desde el pasado invierno boreal, aunque es una suba del 146,5 por ciento en comparación con los detectados el pasado viernes.


El último balance también dio cuenta de un fallecido, por lo que la cifra total de muertos desde el inicio de la pandemia a nivel nacional se ubica en 15.000, bastante muy inferior a la de otros países asiáticos.

Comentarios