Los Ángeles Lakers vapulearon 127-101 a Golden State Warriors como visitantes, pero la noticia fue otra: se lesionó LeBron James.

LeBron, puro dolor (AFP).

El alero estaba cumpliendo una notable actuación con 17 puntos, 13 rebotes y 5 asistencias en 21 minutos, pero debió abandonar el partido al sentir un tirón en la ingle izquierda. Tras los estudios, se determinó que, al menos, se pierde el partido de este miércoles ante Sacramento Kings, por lo que James no jugará tras 156 partidos consecutivos presente. Su última falta había sido el 4 de diciembre de 2017.

Comentarios