Me gusta mucho estar con the people. Estamos muy contentos de estar acá en Jujuý (así, con acento en la y). Es un lugar hermoso, unreal”. De esta manera, en un idioma que conjugó el castellano con su inglés nativo, comenzó la conferencia de prensa, previo a los test match ante Escocia, Michael Cheika, el head coach de Los Pumas, quien está a punto de hacer su debut con la Selección Argentina de rugby. 

El australiano ha llegado a nuestro país para preparar a la Selección, de cara al Mundial del año que viene en Francia: “El foco de cara al partido no ha cambiado respecto de lo que veníamos hablando: scrum, line-out, ruck, defensa. Desde ahí se empieza a construir. Estamos tratando de hacerlo por capas”, explicó Cheika, quien agregó que: “El entrenamiento es muy diferente al que los jugadores acostumbran en sus clubes. El foco está puesto en la concentración, entre otras cosas. Los jugadores lo disfrutaron, aunque no fue fácil cambiar el ritmo y la intensidad. Vamos a tratar de hacer lo necesario para estar listos para el sábado, porque es importante, pero tenemos dos planes: uno para ganar el sábado y otro para alcanzar la mejor forma en el Mundial. Vamos construyendo por capas”.

Hace tres años que Los Pumas no juegan en el país. El sábado se medirán con Escocia.

El director técnico está tratando de incorporar palabras de nuestro lenguaje para así poder expresarse mejor con sus jugadores. En el mientras tanto, los argentinos que componen su Staff (Felipe Contepomi, Juan Fernández Lobbe y Andrés Bordoy) le son de gran utilidad: “Me ayudan a entender un poco más la mentalidad del jugador argentino. Tengo mucha experiencia como entrenador, pero siempre es importante entender la mentalidad del jugador. Los conocía de antes, pero ahora estoy haciéndolo desde otro lado. Porque soy el jefe; es una relación distinta. Hay una gran atmósfera y lo disfrutamos. Es un privilegio trabajar así”, dijo Cheika

“Es muy emocionante volver a jugar en la Argentina. Es muy difícil controlar a los jugadores, tratamos de bajarles la ansiedad un poco”, aclaró Cheika. “Me gusta estar con la gente. Cada vez que salimos del hotel hay gente saludando a los jugadores y sacándose fotos. No es un recital de rock & roll, pero está bien. Es el rol de los jugadores del seleccionado. Queremos que los hinchas se sientan orgullosos de nuestro juego, pero también queremos que sepan que el día de mañana ellos pueden estar ahí”, explicó el head coach. 

“El clima es ideal. Si no, miren por la ventana. Dicen que hay chances de que llueva el sábado, pero no lo imagino”, festejó el head coach. “Las instalaciones son muy buenas. Compartimos un tiempo con el equipo de fútbol de Gimnasia, hablamos con el entrenador, miraron la práctica... No estoy seguro de que les hayan gustado los golpes. No entré al estadio, pero luce intimidante, con el mural de Maradona en la entrada. Me parece que va a ser ruidoso y un buen lugar para jugar”, se mostró muy ilusionado el australiano. 

Los Pumas para enfrentarse con Escocia formarían con Juan Cruz Mallía; Santiago Cordero, Matías Orlando, Jerónimo de la Fuente y Emiliano Boffelli; Nicolás Sánchez y Tomás Cubelli; Marcos Kremer, Pablo Matera y Juan Martín González; Matías Alemanno y Guido Petti Pagadizábal; Francisco Gómez Kodela, Julián Montoya (capitán) y Nahuel Tetaz Chaparro. Los suplentes serán Agustín Creevy, Mayco Vivas, Joel Sclavi, Lucas Paulos, Facundo Isa, Gonzalo Bertranou, Santiago Carreras y Matías Moroni.

Comentarios