Argentina sigue a paso firme en el Sudamericano que se disputa en Perú. Este lunes dio otro paso firme mostrando muy buen juego y clara superioridad sobre su rival. En la tercera fecha del hexagonal final clasificatorio para el Mundial de Brasil venció 2-0 a Chile y el jueves se medirá ante Paraguay. El triunfo lo encuentra como líder de la competencia y a un paso del torneo que se jugará en noviembre.

De entrada el conjunto dirigido por Pablo Aimar abrió el marcador. A los 19 segundos comenzó a mostrar su mejor versión el centrodelantero de Atlético Rafaela, Matías Godoy.
El goleador quedó llamativamente mano a mano con el arquero Julio Fierro, que tras tapar el primer remate del atacante, no pudo con el rebote que también favoreció al rafaelino.

Ese auspicioso comienzo le dio mayor consistencia anímica al seleccionado y eso lo trasladó al juego, en el que la solidez de su fútbol le permitió seguir trabajando para conseguir el segundo gol antes del descanso. Dicha continuidad le dio frutos, cuando Franco Orozco encaró por izquierda, enganchó y fue derribado dentro del área por David Tati Godoy, transformó la pena en gol, con un preciso remate al ángulo.

En el segundo tiempo, Argentina bajó la intensidad pero no el nivel de juego y control de la pelota por sobre su rival, a partir de las buenas conexiones en el mediocampo entre Sforza, Palacios y el mismo Godoy, un verdadero dolor de cabeza para la última línea rival.

En los últimos minutos, apareció con creces también el arquero Rocco Ríos Novo, que contó con varias intervenciones para evitar la caída de su arco, a pesar de que con el correr de los minutos, el elenco trasandino, dirigido por el argentino Hernán Caputto, se quedó sin ideas para llegar al menos al descuento, lo que hubiera hecho un partido mucho más emocionante sobre el final.

Además de mantener el arco en cero, Argentina también se convirtió en un equipo sólido de mitad de cancha hacia adelante; convirtió seis goles en los últimos cuatro partidos y, lo que no es un dato menor para esta categoría, no recibió goles en la misma cantidad de partidos.

Así, con goles y buen fútbol, de la mano de Aimar, el Sub 17 continúa afianzándose como una de las mejores categorías en Selección de la AFA.

Comentarios