Que a la selección argentina se le caiga un amistoso no es el problema: se busca otro rival, en la medida de lo posible de igual o mejor jerarquía al original y listo. Lo que genera cierto malestar es que ese oponente que ya estaba cerrado, termine desistiendo de disputar el compromiso y termine arreglando otro frente al rival de siempre. Para ser más claros: el partido de preparación en fecha FIFA que la Selección Argentina tenía pautado para el 16 de marzo frente a la República Checa, en Alemania, fue suspendido por decisión de la Federación de esa asociación europea, que no quería salir de su tierra y por ende terminó arreglando otro choque, nada menos que ante Brasil. 

Según informó la AFA a través de un comunicado, en las próximas 48 horas se definirá un nuevo rival para el encuentro, que en principio se mantendría en la ciudad germana de Dresden.

La misiva de la Asociación de Fútbol de la República Checa lleva la firma de Jan Pauly y dice así: "Estimado Mr. Tofoni. Muchas gracias por la oferta del partido de selecciones entre Argentina y República Checa fuera de nuestro territorio. Luego de una profunda evaluación, te informamos que hemos decidido cancelar la oportunidad con profundo arrepentimiento.

La decisión se basa en el requisito de nuestro comité ejecutivo de efectuar un partido en condición de local el 26 de marzo. Esperamos que puedan haber oportunidades similares en un futuro y les deseamos mucha suerte en sus próximos partidos".

En tanto el primero de los amistosos del tercer mes del año sigue en pie y será el 22 ante Venezuela en el Wanda Metropolitano de Madrid.

Comentarios