El pasado 11 de diciembre, el jockey Martín Valle se dio el gusto de cumplir uno de los grandes sueños que se imponen los pilotos argentinos: ganar un Gran Premio Carlos Pellegrini con el veterano caballo Village King.

Y además de ganarlo con tan solo 23 años, este joven oriundo de la ciudad de Monte Caseros, Corrientes, lo hizo de una forma que los burreros de ley recordarán por siempre: volando en la recta final del "canchón" del Hipódromo de San Isidro y tirándole nueve cuerpos a Miriñaque, uno de los grandes favoritos junto a Cool Day.

En un mano a mano exclusivo con Crónica, Pepito, como lo apodaron en su ciudad natal su madre Elisa y su papá Rubén, recordó con mucha alegría la forma en la que el pingo que entrena "Dani" Etchechoury cruzó el disco más deseado por todos.

"La carrera en el Pellegrini con Village King fue algo muy lindo para mí porque es lo que uno sueña siempre es ganar un Pellegrini y más lindo es hacerlo de la forma en cómo la ganó. La verdad es que Village King hizo todo bien, fue la primera vez que lo corrí y se notaba que era un caballo muy parejo y seguidor y por eso yo tomé la decisión de entrar al derecho y disparar", expresó Valle quién además agregó: "Ganar el Pellegrini es lo que sueña todo jockey desde chico, y el primer momento en que uno comienza a correr sueña con eso".

Martín Valle ganó el Carlos Pellegrini con apenas 23 años. (Foto: Hernán Nersesian)

Sorpresa absoluta de Village King

Pese a que Village King tenía todo lo necesario para ganar el Carlos Pellegrini, ni su entrenador ni el joven jockey correntino podían creer que este hijo de Campanologist podía sacarle tanta diferencia a su inmediato perseguidor, en este caso, Miriñaque.

"La verdad es que no esperábamos que el caballo gane tan bien. Sabíamos que podía ganar porque es un caballo muy bueno, lo demostró siempre. Nos sorprendió a todos porque en toda su carrera nunca ganó con tantos cuerpos de diferencia", destacó.

Lo dejaron correr

Si tenemos que hablar de la estrategia que tanto Dani como Pepe utilizaron para quedarse con la prueba más importante del calendario turfístico, lo podemos resumir con tres simples palabras: lo dejaron correr. Así lo expresó su jockey correntino quien reveló la charla que tuvo con el entrenador del zaino: "La charla con Dani fue que sólo lo deje correr, que corra cerca, que lo deje ser Village King como corrió siempre. Yo lo tenía estudiado al caballo asique con Dani decidimos dejarlo ser él y así nos fue".

Al finalizar, Martín Valle contó cuándo pudo comenzar a celebrar el primer Carlos Pellegrini de su incipiente carrera como jockey profesional: "Me di cuenta que la carrera estaba ganada cerca de los 7, de los 8 porque lo moví un poco, arrancó solo y el caballo venía con los tapones puestos todavía. Y cuando le sacaba los tapones el caballo pasaba de quinta a sexta y fue lo que hizo. Entró al derecho, le saqué los tapones, se desprendió y se desprendió bárbaro", concluyó.

Comentarios