Corrían once minutos del segundo tiempo cuando Juan Fernando Quintero intentaba eludir la marca de Nicolás Figal y salir jugando. Fue ahí cuando la rodilla del defensor de Independiente choca contra la del colombiano, lo que habría producido su rotura de ligamentos. 

Previo a esa jugada, Quintero había recibido algunos choques en la zona afectada, por lo que no se descarta que la lesión haya comenzado a gestarse antes de semejante golpe.  

 

 

Comentarios