Mientras Chelsea está en plena lucha para meterse en la próxima Champions League, los jugadores se divierten. Es que, en el marco del cumpleaños de David Luiz, el defensor brasileño organizó una fiesta de disfraces.

Y el que se robó todos los flashes, sin lugar a duda, fue Gonzalo Higuaín. Pipita sorprendió a propios y extraños al vestirse como Elvis Presley.

Comentarios