El Muñeco terminó más que conforme con la producción de su equipo (Fabián Ramella - Diario Crónica)

Quedó la sensación de que la salida de Lucas Alario fue hace una eternidad. En ningún momento se notó su ausencia: River jugó con mucha autoridad tras la partida del 9, ganó con una muy buen producción y su entrenador, que a lo largo de la semana había pedido compromiso con el gol, terminó con una sonrisa de oreja a oreja...

“Jugamos un buen partido, algo que estábamos buscando. Entramos con un gol en contra, pero eso no nos cambió el objetivo de intentar jugar, como lo hicimos. Creo que fue bueno haberse recuperado rápidamente y no entrar en un estado de nervios. Después lo manejamos con muchísima tranquilidad. Es bueno haber vivido este partido para lo que viene”, fueron las primeras palabras del Marcelo Gallardo luego del éxito ante el Taladro.

A su vez, volvió a hacer hincapié en el mensaje que bajó en los últimos días, cuando intentó tranquilizar al hincha de River tras las salidas de Alario y de Driussi: “Quería mandar un mensaje tranquilizador porque el equipo iba a aparecer. Las cosas no se dan de un día para el otro, hay que ir trabajándolas. Hoy el hincha de River pudo ver un muy buen equipo en cancha. Fuimos contundentes y, cuando necesitamos convertir, lo hicimos. Está bueno que nos haya pasado esto porque el jueves tenemos un partido importante. No tengo nada definido, veremos cómo nos recuperamos”, agregó.

Además de quedarse con una buena impresión del debutante Marcelo Saracchi, el Muñeco destacó el funcionamiento del equipo, que contó con varias de las caras nuevas que llegaron en el último mercado de pases: “Es importante que los jugadores se vayan conociendo e interpretando los movimientos que tiene cada uno”.