Por Marcelo Rodríguez 
@marcel_rodrig

La historia del fútbol ha marcado desde su inicio una especie de sentimiento que con el correr de los años y de los títulos se fueron agrandando en el imaginario colectivo. Tanto es así que hoy, fácilmente, se podría concluir en que sos de Boca o sos anti Boca. Y si preguntás el porqué son "anti", no sabrían esgrimir argumento de peso.

Una verdad que sobrepasa cualquier análisis sociológico; tal vez habría que apuntar a alguna rama de la psicología para poder entender el porqué y en masa las personas se encolumnan detrás de un sentimiento "anti". No sabemos el origen. Si fue porque desde su fundación el club arrastraba inmensas cantidades de hinchas. Si fueron sus triunfos, su popularidad...

Que no está de más decir que su popularidad sigue estando muy por encima de los otros equipos grandes. 160.000 socios marcan una diferencia...Y Leo Jara, que no nació en Boca, pero sabe cómo es la historia, dijo: "Siempre pasó eso, sabemos que históricamente hubo muchos anti Boca, que a muchos no les gusta ver a Boca ahí arriba, que molesta, pero a nosotros nos toca estar aquí; nos tenemos que apartarnos de las críticas y demostrar dentro de la cancha de lo que somos capaces".

¿La bronca será porque nunca se fue al descenso? Por más que quieran decir que jugó en la "B". Sí, claro, todos los equipos debían sumarse a la vieja AFA desde una categoría menor, como la B, o a la C (como le sucedió a River). Cuando esa AFA se dividió, la misma hizo subir a todos los equipos de la B a la A, y entre ellos estaba Boca. No hubo decreto...

Y cuando el club pasó su peor momento deportivo e institucional a punto de desaparecer, el esfuerzo de sus dirigentes fue suficiente para sacarlo de ese lugar; sin ayuda política por medios de decretos y sin la inversión del estado para la construcción de sus estadios. ¿Será por todo esto?