Matías Almeyda, técnico de Chivas de Guadalajara, puso un equipo de suplentes ante Tiburones de Veracruz e hizo debutar a Benjamín Galindo Jr, el novio de su hija Sofía,
pero no le fue para nada bien. 

Es que su yerno perdió una pelota ante la presión de Daniel Villalva, ex River, quien
aprovechó el descuido, anotó el gol de la victoria y le dio un poco de aire a Tiburones en
medio de su lucha por zafar del descenso, a los 15 minutos del primer tiempo.

“Yo soy una persona que vive ya en este siglo y tengo totalmente la mente abierta en
el sentido de que antiguamente se le elegían las novias y novios a los hijos, yo
no le elijo el novio a mi hija, solo quiero que sea feliz, después si está con Galindo, con
Pedro, con Juan, no me interesa, a Galindo lo elegí por cómo juega, no porque sea
el novio de mi hija”
, declaró Almeyda ante las críticas de la prensa.

Y cerró: “Viene en proceso de adaptación como todos los jóvenes, a él le tocaba esta responsabilidad y tuvo una jugada desafortunada, pero Galindo no jugó porque es mi yerno. Es más... ¿Saben qué feo es tener un yerno de jugador?” Pero ojalá sepa separar su vida personal de lo que es Chivas”.