Mientras en Boca todos gozan de merecidas vacaciones, la dirigencia no se detiene en pos de poder conseguir antes de fin de año alguno de los pedidos de Guillermo Barros Schelotto para afrontar el 2018.

La apuesta fuerte, debido a las complicaciones que se están presentando para su salida del fútbol chino, es la de Carlos Tevez, con contrato vigente en el Shanghai Shenhua. A este tema no quiere perderle pisadas Daniel Angelici, sabiendo que su idea es que el futbolista pueda volver al club en este mercado de pase.

El dirigente tiene en claro que Tevez está intentando desvincularse del club asiático, y para seguir bien de cerca el tema existirá esta semana una reunión secreta entre ambos, que podría ser clave para que la novela termine con final feliz. El cónclave se dará en San Clemente del Tuyú, donde el Apache se encuentra veraneando junto a su familia.

El Tano intentará convencer al jugador de apurar las cosas para que retorne al país, sabiendo además que Tigres y Cruz Azul irían con todo a la carga para llevarse a Carlitos a México, teniendo en claro que dichos clubes tienen el poderío económico para poder contratarlo.

Desde el primer momento, la dirigencia confía en que el desenlace será favorable para el club y que Tevez volverá bajo las órdenes de Guillermo Barros Schelotto antes de lo pensado. A pesar de que el vicepresidente, Horacio Paolini, aventuró hace días que su regreso se daría antes de Navidad (declaración que le cayó muy mal al titular del club), no estaría tan lejos de esa expresión de deseo manifestada. Para que ello ocurra, Tevez deberá primero lograr la rescisión del contrato, tema que ya está en manos de sus abogados, que se encuentran en Asia intentando llegar a un acuerdo, ya que los chinos pretenden un resarcimiento económico.