Más allá de que los dirigentes de Atlético Nacional quieren retenerlo, por considerarlo un pilar fundamental, y que el flamante entrenador, Jorge Almirón, manifestó sus ganas de tenerlo en el plantel, Franco Armani le comunicó al presidente del club colombiano que pretende cambiar de aire y le hizo un guiño a River, al reconocer que quiere jugar en un equipo grande de Argentina.

De esta manera, el arquero pretendido por Marcelo Gallardo generó una sonrisa en el rostro del Muñeco... Desde hace varios mercados de pases que River anda en busca del arquero argentino de Atlético Nacional, y esta vez la posibilidad de contar con sus servicios resulta más viable.

Porque a diferencia de tiempo atrás, ahora el propio Armani reconoció su deseo de atajar en River, más allá de que en el club de Medellín intentarán hacer el máximo esfuerzo por retenerlo. “Hemos recibido una oferta de River Plate por Franco Armani, y es un ofrecimiento bastante fuerte. Franco dice que ya completó un ciclo acá y quiere tomar un nuevo aire y jugar en un equipo grande de su país”, expresó el titular de Atlético Nacional, Andrés Botero, en una conferencia de prensa que brindó  este miércoles al mediodía.

Teniendo en cuenta que el arquero de 31 años tiene contrato vigente y una cláusula de rescisión de 4.000.000 de dólares, River acercó en las últimas horas una propuesta por la mitad del pase, a cambio de 2.000.000 de la moneda norteamericana, y la misma fue considerada seductora, al poner en la balanza el deseo de Armani de emigrar.

De todos modos, Botero señaló que no se desprenderán de él tan fácilmente, sino que buscarán otra alternativa de seducción para retenerlo. “Hay dos cosas: Franco tiene contrato hasta 2019 y hay una cláusula de rescisión. Hablaré con él buscando un arreglo, porque sería muy triste que ante la llegada de Almirón, Armani, que es un pilar del proyecto, nos deje. Esta es su casa”, comentó, con cierto tono de resignación, pues sabe que Armani quiere vestir el buzo de arquero de River.