Después de caer 0-3 ante PSV, los jugadores del Ajax incluido el defensor Nicolás Tagliafico, vivieron una situación violenta por parte de los Ultras, es decir los barrabravas holandeses.

Estos violentos, esperaron al micro que llevaba a todo el plantel, en la autopista y allí bloquearon su camino.

Tras obligarlos a bajar del colectivo les reclamaron agresivamente por la derrota y le pidieron explicaciones osbre lo sucedido durante el partido.

Cabe aclarar que todo ocurrió en presencia de un numeroso grupo de agentes de seguridad que solo atinaron a observar la penosa situación que pudo terminar en un verdadero desastre.