Varios hinchas del Lille, equipo que conduce el argentino Marcelo Bielsa, resultaron heridos después de que se cayera una valla en el Estadio de La Licorne de Amiens por el peso de los seguidores, que celebraban la apertura del marcador por parte de su equipo, provocando la interrupción del partido de la décima jornada de la Ligue 1 francesa. 

Cuando Fodé Ballo-Touré se dirigía hacia los aficionados del Lille tras su gol, los seguidores se avalanzaron sobre la valla que separaba la tribuna lateral del césped. Decenas de ellos cayeron al suelo, aplastados por sus compañeros. 

El partido fue interrumpido en el minuto 16, por el árbitro Thomas Leonard, que mandó a los dos equipos a los vestuarios. 

Los periodistas de Bein Sports en el lugar, que estab. a pie de campo, hablaban de "10 a 15 heridos", afectados "en las piernas y en la caja torácica". El club francés  anunció una cantidad de 20 heridos, 3 de ellos fueron trasladados al hospital donde permanecen internados. 
 
A continuación se vivió una escena de confusión, con miembros de la Cruz Roja y bomberos realizando los primeros auxilios a los heridos, delante de los antidisturbios en el césped. Otros aficionados fueron evacuados. 

Cánticos contra Amiens se escucharon también en la zona de los aficionados del Lille, mientras los seguidores locales respondieron con silbidos. 

El Estadio de La Licorne de Amiens está en período de trabajos de renovación, y la tribuna lateral que está situada frente a la del accidente está cerrada por obras.  

 

Fuente: AFP