El partido entre Olimpia y Sol de América, correspondiente a la fecha 12 del torneo Clausura paraguayo y disputado en el estadio Pedro Juan Caballero, se suspendió a los siete minutos de juego debido a hechos violentos registrados en la barrabrava del Decano, cuando diversas facciones comenzaron a tomarse a golpes de puño tras un robo de la bandera de una de ellas.

La batalla campal que se desató en la tribuna puso en peligro a cientos de personas que se encontraban en dicho sector. Los jugadores buscaron intervenir, pero no pudieron calmar la cuestión. No hubo que lamentar fallecidos, pero si varios heridos por armas blancas y también por armas de fuego.