El diario La Gazzetta dello Sport informo este miércoles que, con motivo de los enfrentamientos, también hubo ocho hinchas de la Roma detenidos por la policía británica.

El periódico señaló que las peleas se concretaron en las inmediaciones de un pub ubicado en las inmediaciones del estadio de Anfield “donde suelen parar los hinchas del Liverpool, donde casi ochenta hinchas de la Roma, en su mayoría encapuchados y armados con sus cinturones, comenzaron a provocar a los ingleses”.

En un comunicado oficial, la entidad italiana señaló que los hinchas del equipo “han provocado la vergüenza en el club”.

El hincha de los Reds, agredido el martes por ultras de la Roma se encuentra en “estado crítico”, señaló este miércoles la policía inglesa.

“Los testimonios indican que la víctima fue golpeada con un cinturón antes de caer al suelo. Fue auxiliado en el sitio antes de ser evacuado en ambulancia al centro neurológico Walton,  donde fue tratado de su herida en la cabeza”, indicó el inspector de policía Paul Speight.

El Liverpool dejó un comunicado en su sitio web:

 La Roma calificó este miércoles de “odioso” el comportamiento de una “pequeña minoría de hinchas”.

   “La Roma condena de la manera más firme el comportamiento  odioso de una pequeña minoría de hinchas que viajaron y que han provocado la vergüenza del club y de la gran mayoría de hinchas  de la Roma que tuvieron una conducta ejemplar en Anfield”, escribió el club romano en un comunicado publicado en inglés y en italiano.  


Fuente: