El clásico entre Talleres y Belgrano, se paraliza la ciudad de Córdoba, por más amistoso que sea. Y aunque las emociones llegaron recién sobre el final del partido, ninguno de los dos se pudo quedar con el derby y empataron 1-1, con goles de Jonathan Menéndez y Erik Godoy. En la primera parte, los albiazules fueron un poco más que su rival.

Joao Rojas tuvo la más clara de toda la primera etapa pero no pudo definir de manera cómoda para romper el cero. Los de Barrio Alberdi tuvieron una sola chance, recién sobre el cierre. Un centro de Matías Suárez dejó solo a Joel Amoroso, que llegó a peinar el balón pero el arquero Herrera tapó de manera brillante.

El complemento acentuó el dominio de Talleres, con la expulsión de Cristian Lema en el Celeste, por una fuerte falta sobre Nahuel Tenaglia. Pero recién sobre el final del partido llegaron las emociones. Una falta infantil de Leonardo Sequeira le dio la posibilidad al conjunto tallarín de ponerse en ventaja. Y aunque Lucas Olaza erró el tiro desde el penal, el rebote lo benefició a Jonathan Menéndez, que marcó el 1-0 para desatar la locura de los hinchas de Talleres en las tribunas.

Todo era delirio de los simpatizantes albiazules en el Mario Alberto Kempes. Pero cuando nadie lo esperaba, el partido dio un giro inesperado y Belgrano llegó al empate. Erik Godoy anticipó a todos en el área, tras un centro milimétrico de Marcelo Benítez, y decretó la igualdad en Córdoba.

El elenco de Frank Kudelka, que sigue sin ganar un clásico cordobés desde que asumió como entrenador de la T, hizo todo para ganarlo pero se desconcentró sobre el final y le dio un premio impensado al Pirata.