Dulce debilidad. (Crónica/Carlos Ventura)