Luego de arrasar en las urnas, Víctor Blanco, el reelecto presidente de Racing, tiene un objetivo inmediato: ultimar pequeños detalles para anunciar a Diego Milito como el nuevo mánager de la institución.

Con Diego estamos muy bien, hace diez días que venimos hablando y él prácticamente ya está trabajando. Sería un lujo tenerlo en Racing. Faltan ultimar detalles, que presente un proyecto para que todos estemos de acuerdo y a partir de eso empezar. Sería un salto de calidad. Tenemos que cumplir lo que prometimos en la campaña, nunca dimos el nombre pero lo teníamos ya avanzado”, sostuvo Blanco en declaraciones a “¿Cómo te va, Benedetto?” (FM 103.1).

Clarito, ¿no? Por eso en Avellaneda aseguran que el desembarco del Príncipe es inminente. “Si cerramos con Diego, él será el que decida el nuevo técnico. Nosotros tendremos que ver lo económico, para cuidar el presupuesto del club, y Diego lo deportivo. Seguramente ha tenido reuniones con técnicos”, explicó el presidente.

Al respecto, el nombre que pica en punta es el de Eduardo Coudet, quien ya estuvo en la carpeta de Blanco y compañía. El Chacho, de último paso por Xolos de Tijuana y en la mira de Atlético Nacional de Medellín, le ganaría la pulseada a Matías Almeyda, actual entrenador de Chivas de México.

Por otra parte, el presidente reelecto hizo un balance sobre el resultado de las elecciones: “El fútbol argentino no mira balances ni obras, mira solamente la pelotita. Me alegro que el socio de Racing mire otras cosas, más allá de que la pelotita sea importante. Somos uno de los primeros clubes en tomar nota de esto. Los socios dieron un ejemplo. Por supuesto queremos ganar, pero tampoco hay que rifar todo lo que se hizo”.