Los equipos se vieron las caras únicamente en la Copa Libertadores de 1966, en la cual ambos conjuntos vencieron por 1 a 0 por la Primera Fase.

Si tenemos en cuenta los partidos amistosos, estos conjuntos jugaron un total de 9 veces, con 5 victorias para Boca, con 2 empates y 2 derrotas. La mayor diferencia entre los dos equipos fue en un amistoso disputado en Lima en 1957, cuando el elenco argentino venció a Alianza por 7 a 1.

 

Diferentes realidades en la Copa 

Los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto en su última participación como visitante, lograron 2 triunfos y 3 empates en 6 partidos disputados, mientras que los comandados por Pablo Javier Bengoechea en los 13 partidos, sumaron sólo una victoria y perdieron en 10 ocasiones.