El Boca- River fue considerado como el clásico “más feroz” y de mayor rivalidad en el fútbol mundial a consideración del diario inglés The Mirror, en el que argumenta “guerra de clases” y hasta “odio puro”.
 
“Este partido es el mejor ejemplo de la guerra de clases en el fútbol, un tema común a lo largo de nuestra cuenta regresiva”, sostiene el diario en referencia a la forma de la presentación de menor a mayor de los diez clásicos que considera más feroces.
 
En el segundo lugar pone al derby español Real Madrid-Barcelona y tercero al escocés Celtic-Rangers, con aristas religiosas por representar uno a católios y el otro a protestantes.
 
El uruguayo Peñarol-Nacional queda en sexto lugar, un lugar por debajo del áspero Fernerbahce-Galatasaray de Turquía.
 
Sobre el súper argentino, sostiene el diario que “en la esquina azul y amarilla tenemos a Boca Juniors, que proviene del barrio de La Boca de la clase trabajadora, y se ha mantenido fiel a estas raíces desde su formación en 1905”.
 
Por el otro sostiene que en “la esquina roja y blanca tenemos a River, antiguo vecino de Boca, que se lanzó hacia los elegantes suburbios de Núñez en 1923” y agrega que “a medida que River comenzó a aumentar financieramente en los años 30, cosechó las semillas de un choque de identidades que se convirtió en un odio puro y sin modificación entre los bandos, que ha dominado el fútbol argentino durante casi un siglo”

En cuanto al Real- Barça, este clásico “se mantiene en el pináculo de las rivalidades futbolísticas” y pone al portugués Luis Figo como “cabeza de cerdo” ejemplo de desprecio, al referirse al trato que hacen del lusitano los hinchas de Barcelona por haber pasado de ser "blaugrana" a "merengue".
 
En el cuarto puesto ubica al Al Ahly Vs Zamalek, en Egipto, al describir al primero como nacionalista y al otro europeizante.
 
Tras los clásicos turco y uruguayo, el diario inglés enumera a Lazio-Roma, Liverpool-Manchester United, Gremio-Internacional de Porto Alegre, y Borussia Dortmund-Schalke 04, de Alemania, cerrando los primeros diez puestos.