Boca mantuvo este domingo su puntaje ideal en la Superliga Argentina con un 4-1 sobre Godoy Cruz en La Bombonera al cabo de un partido que le presentó más complicaciones de las que pareciera indicar el resultado final.
 
Leonel Galeano había puesto en ventaja a los mendocinos, dos goles de Pablo Pérez en la etapa inicial revirtieron el resultado y, ya en la segunda parte, Cristian Pavón y el uruguayo Nahitan Nández cerraron el marcador.
 
La variedad ofensiva y la jerarquía individual le permitieron al campeón vigente maquillar algunos problemas defensivos que lo expusieron y ciertos altibajos muy pronunciados.
 
Boca terminó en ventaja un primer tiempo que se le presentó muy complicado, porque Godoy Cruz le discutió la iniciativa, circuló bien la pelota con Gastón Giménez como eje y encontró una zona fértil sobre el flanco izquierdo de la defensa local.
 
A los 11 minutos, a la salida de un tiro libre, Luciano Abecasis cruzó el balón desde la derecha, falló Lisandro Magallán y Galeano, entrando por el primer palo, conectó para vencer a Agustín Rossi.
 
El equipo de Guillermo Barros Schelotto fue metiéndose en el partido de a poco, pero le costó encontrar precisión cuando pasó al ataque, aunque un minuto después de haber quedado en desventaja pudo haber empatado, cuando Pavón lanzó un centro desde la derecha, pifió Abecasis y el colombiano Edwin Cardona, que no lo esperaba, remató de manera imperfecta y desviado.
 
A los 16, se hizo ver por primera vez Darío Benedetto, quien apareció por derecha para recibir un pase de Leonardo Jara y con fuerte disparo obligó al rechazo del arquero Leonardo Burián.
 
Tres minutos más tarde, llegó el empate en un córner en que Godoy Cruz marcó muy mal, sacó muy abierto Pavón, cabeceó hacia el área el colombiano Frank Fabra, hizo lo mismo pero hacia atrás Magallán y Pérez, de frente al arco, con fuerte remate al poste derecho venció a Burián.
 
Pasados los 20 minutos, Boca comenzó a prevalecer con más claridad, pero Godoy Cruz estuvo cerca a los 22, con un corner que cerró Giménez con zurda desde la derecha y rechazó Rossi en su primer palo y a los 32, con una buena combinación del uruguayo Santiago García con Javier Correa, cuyo remate tapó muy bien el arquero.
 
En ese lapso, a los 27 Burián había tapado con esfuerzo un zurdazo de Pavón, pero a los 39 Boca pasó a ganar en la mejor acción de toda la etapa: Cardona desniveló por izquierda, sacó un centro pasado, desde el sector opuesto la devolvió Pavón, dejó pasar Benedetto y de nuevo apareció Pérez para convertir.
 
Los primeros 20 minutos de la parte final mostraron a un Boca impreciso en los circuitos de ataque y dividiendo la pelota en demasía, el partido por entonces estaba abierto a cualquier circunstancia y faltaba profundidad de los dos lados.
 
A los 22, un gran pase de Pérez tomó desarmado al fondo mendocino, picó Pavón y, ante la salida presurosa de Burián, lo venció con un remate bien dirigido. Parecía resuelta la cuestión, aunque todavía Godoy Cruz contó con posibilidades y tuvo que surgir Rossi para salvar a los 30 un remate de Fabrizio Angileri y a los 34 en un mano a mano con Victorio Ramis.
 
Sobre los 39, Cardona jugó al pique de Benedetto, quien llegó al fondo por izquierda, hizo una pausa oportuna y descargó hacia atrás para que Nández, que llegaba de frente, marcara su primer gol en Boca y le pusiera la firma a la goleada.