Por Christian Macchi 
@chrisjavimacchi 

 

Racing no levanta cabeza. Los cachetazos llegaron en este semestre uno atrás de otro. Primero, la sorpresiva eliminación de la Copa Argentina en manos de Olimpo, por los 32avos. de final (la Academia ganaba 2-0, pero luego se vino abajo y terminó cayendo por 4-2). Y, luego, lo ocurrido el miércoles por la noche, cuando el sueño de seguir avanzando en la Copa Sudamericana se hizo trizas en casa, ante Libertad de Paraguay. A todo esto, hay que sumarle que el equipo no da pie con bola en la Superliga, en donde se ubica en el vigésimo puesto, con ocho puntos, a 13 del líder Boca... ¿Quién o quiénes tienen la culpa de esta debacle?

Por las redes sociales, algunos hinchas señalaron a Diego Cocca como el gran responsable, pero sin lugar a dudas cada una de las partes (tanto el entrenador como los jugadores y los dirigentes) tienen una parte de la culpa. Y en estas líneas, vamos a analizar la labor del DT hasta el momento.

Lo positivo
No hay ninguna duda de que los números acompañan al entrenador, que entró en la historia grande del club con el título de 2014 y la clasificación a las copas. Desde que llegó a la Academia, el entrenador dirigió al equipo en 102 ocasiones, en donde obtuvo el 62,74 por ciento de los puntos.

Lo negativo
El entrenador se equivocó con las incorporaciones. El club gastó 14,1 millones de dólares en refuerzos (llegaron 13 caras nuevas), pero hasta ahora no rindieron lo esperado. A esto hay que sumarle que el clima dentro del plantel dista de ser el ideal, con jugadores que están disconformes con las decisiones tácticas del entrenador.

Y eso se refleja en la cancha, donde el equipo carece de identidad y no se sabe a qué juega... Tendrá mucho trabajo Cocca, entonces, para revertir esta situación. Talleres, Boca, Independiente, Newell’s y Gimnasia serán los rivales de la Academia en el torneo local de acá a fin de año, partidos en donde Racing tendrá la chance de empezar, de a poco, a levantar cabeza...