El arrecifeño Agustín Canapino, con Chevrolet, se consagró este domingo por segunda vez campeón del Turismo Carretera, al clasificarse en el cuarto puesto de la última carrera de la temporada, que ganó el mendocino Julián Santero (Torino) en el autódromo “Roberto Mouras” en La Plata.

Canapino, que ya había ganado el título en 2010, protagonizó una remontada memorable en la carrera y pudo revertir la desventaja de ocho puntos en la general que tenía respecto del santafesino Facundo Ardusso (Torino), líder hasta la competencia en la capital provincial.

Luego de las series, la grilla de largada de la final ubicó a Ardusso en el noveno lugar y a Canapino en el undécimo, con la necesidad de meterse en el podio para tener chances reales de atrapar el título.

El Titán de Arrecifes fue edificando su segunda corona en el TC (fue el campeón más joven del TC en 2010 con sólo 20 años), vuelta tras vuelta, en un circuito muy difícil para el sobrepaso. 

Ante el recargo al uruguayo Mauricio Lambiris por un toque al plantense Gastón Mazzacane, Canapino definió el título en el último giro tras superar en una maniobra maestra al porteño Alan Ruggiero (Torino).

A pura garra, Canapino logró superar a Carlos Okulovich (Torino), Ardusso (Torino), José Manuel Urcera (Chevrolet), Luis José Di Palma (Torino), Leonel Ugalde (Ford) y Alan Ruggiero (Torino).

Ardusso, su rival en la lucha por el título, sólo pudo llegar en el décimo puesto y Canapino terminó llevándose el campeonato por sólo 0.25 puntos, en una actuación memorable, fiel a la combatividad del hombre de la Cuna de Campeones.

La primera serie clasificatoria del TC, a cinco vueltas, la ganó el platense Mazzacane (Chevrolet), con el marplatense Ugalde (Ford) y el arrecifeño Di Palma (Torino) como escoltas.

En tanto que en la segunda batería se impuso el mendocino Julián Santero, seguido por el porteño Alan Ruggiero y el santafesino Ardusso, los tres con Torino.

La tercera manga fue para el uruguayo Mauricio Lamibiris (Ford), y luego se ubicaron el marplatense Christian Ledesma, y el rionegrino José Manuel Urcera, los dos con Chevrolet.

Las posiciones finales de la Copa de Oro fueron las siguientes: 1) Agustín Canapino (Chevrolet), 216.5 puntos; 2) Facundo Ardusso (Torino), 216; 3) Luis José Di Palma (Torino), 190; 4) Gastón Mazzacane (Chevrolet), 185; y 6) Mauricio Lambiris (Ford), 157. 

Por su parte, en TC Pista se consagró campeón el arrecifeño Valentín Aguirre (Dodge), tras ubicarse quinto en la final que ganó el oriundo de Ezeiza Jonathan Vázquez (Dodge).

Declaraciones

El flamante bicampeón de Turismo Carretera, apodado el Titán, revalidó el mote de los fanáticos chevroleteros, ya que alcanzó el cetro en la última vuelta de la última carrera de la temporada, en el autódromo platense “Roberto Mouras”.

Canapa, como también lo llama la hinchada del Chivo, además de haberse convertido en 2010 en el campeón más joven de la categoría, con sólo 20 años, hoy dio demostración en la pista de portar un espíritu propio de los grandes de la historia del automovilismo.

Con la franqueza y frontalidad que conduce en cualquier pista, Canapino admitió que no "esperaba la chance de campeón" teniendo en cuenta que tenía que sortear varios "obstáculos" para quebrar al máximo candidato, Facundo Ardusso.

"La vida me regaló la posibilidad de vivir de lo que me gusta" balbuceó extenuado y casi sin aire al bajar de la Chevy, y confundirse en un profundo y sentido con su padre Alberto, artífice en eso de poner a punto el chasis de su auto.

Venerado por la 15, la hinchada de la marca del moño, Canapino no reparó en ir a la tribuna y tocar el bombo con sus fanáticos para desahogarse luego de una temporada en la que mostró talento, garra y, fundamentalmente compromiso para llegar a la segunda corona.

Canapino ya ingresó al pedestal de los grandes ídolos de Chevrolet como Roberto Mouras, Emilio Satriano, Osvaldo Morresi, Christian Ledesma o Luis Minervino.

"Cierro los ojos e imagino a mi ciudad, Arrecifes, esta noche" señaló entre lágrimas un hombre que, a pesar de sus 27 años, tiene mil batallas en el automovilismo.

El arrecifeño nació el 10 de enero de 1990 en Arrecifes, la cuna de campeones para la liturgia fierrera, y ya de adolescente la pasión por los autos de competición lo atrapó. Y razones tenía para inclinarse por el automovilismo, ya que su padre Alberto, prolífico constructor, también sabe de eso de ganar varios títulos en el automovilismo.

El Titán debutó en el automovilismo a los 15 años en la Copa Megane, y dos años después, en 2007, logró el campeonato de la especialidad.

Un año después saltó al TC Pista con un Chevy y alcanzó el título con la madurez de los experimentados, y eso lo catapultó para llegar al TC en el 2009. Esa temporada debutó el 8 de febrero en Mar de Ajó, siempre con Chevrolet, y fue tercero en la final detrás de Leonel Ugalde y Matías Rossi, pero antes se impuso en la serie clasificatoria delante de su coterráneo Norberto Fontana y el moronense Diego Aventín.

Canapino tiene además la friolera de siete campeonatos en el Top Race, uno en Súper TC2000, otro en la Copa Meganey también en TC Pista. En el Turismo Carretera disputó 143 carreras con siete triunfos en finales, 30 en series y tres poles position.

Fuente: Télam