El director técnico de Tigre, Ricardo Caruso Lombardi, cuestionó el comportamiento del árbitro Néstor Pitana, a quien le endosó la condición de “ser amigo de (Saúl) Laverni”, tras el empate que su equipo consiguió ante Rosario Central (1-1), por la séptima fecha de la Superliga de fútbol de Primera División.

 
“No sé por qué (Néstor) Pitana cobró todo para ellos (por Central). Debe ser amigo de (Saúl) Laverni, debe ser eso”, expresó el entrenador, muy molesto, con el desempeño del misionero Pitana, a quien responsabilizó por no haber cobrado una presunta posición adelantada en la maniobra que concluyó con el gol del empate canalla, anotado por Marco Ruben


“No hace falta que te cobren cuatro penales en contra para que te 'caguen'”, explotó el verborrágico DT, que fue expulsado del campo de juego, por protestar airadamente al árbitro, tras la conquista del elenco rosarino. La referencia de Caruso Lombardi sobre la supuesta amistad entre ambos referís obedece a la reconocida mala relación que el DT mantiene con Laverni, con quien -inclusive- existe una disputa judicial que le inició el árbitro por “calumnias e injurias”. 


Luego, Caruso Lombardi intentó disimular la discreta campaña que su equipo está desarrollando en el presente torneo (todavía no ganó y solamente cosechó cuatro empates), argumentando que “no ligamos nada”. Tenemos muchas cosas que son difíciles de superar. Erramos muchos goles otra vez”, se quejó. 


Y también se refirió a “la mala suerte” que generan las continuas lesiones que afectaron a su plantel. Durante el partido con Central se retiraron antes de la finalización los defensores Ezequiel Rodríguez y Esteban Giambuzzi, ambos con problemas en sus rodillas. “Central nos empató en el único tiro al arco que tuvo” insistió Caruso Lombardi.