La final de Mendoza marcará otro hecho histórico, como es la segunda definición entre Boca y River, en un mano a mano que dejará un campeón.

La primera la ganó el xeneize que obtuvo el título del Nacional 76, gracias a un golazo de tiro libro de Rubén José "Chapa" Soñé.

El recordado partido se disputó el 22 de diciembre de 1976 en el estadio “Juan Perón” de Racing, y terminó 1 a 0.

Por su parte, el campeón era dirigido por Juan Carlos Lorenzo, quien había conformado un plantel de jugadores experimentados como Soñé, Roberto Mouzo y Jorge Benítez, pero también de habilidosos como Mario Zanabria, el propio Veglio y Ernesto "Heber" Mastrángelo.

El Millonario llegaba a una final tras el bicampeonato de 1975 (Metropolitano y Nacional), conducido por Ángel Labruna y tras quebrar una maléfica racha de 18 partidos sin títulos, pero habiendo perdido la Copa Libertadores ante Cruzeiro de Brasil.