En Paraguay, la fiscalía se constituyó en el Club Rubio Ñu de Luque, donde realizaron un allanamiento, para incautar evidencia en un caso de abuso sexual que salió a la luz el último 8 de febrero. Por su parte el presidente del club, Antonio González fue acusado por otro jugador, quien también denuncia haber sido víctima.

Se trata de Fermín Morinigo, de 19 años, quien relató que hace 2 años atrás también sufrió "maltrato físico" y "acoso" por no someterse al pedido de González. Estos se tratarían de dinero y sexo, a cambio de jugar.

De esta manera, Morinigo se presentó el pasado lunes ante el Ministerio Público de Luque y dejó constancia de lo ocurrido, por acoso sexual, violencia y amenaza cuando era menor de edad

"No fue solo acoso, también hubo maltrato físico al negarse a someterse a su pedido", relató Reinaldo Acosta, abogado de la víctima, en diálogo con la emisora paraguaya AM 1020.

Por último, González fue imputado por trata de personas y se solicitó su prisión preventiva.