El delantero riverplatense Lucas Alario, que hacía 11 partidos que no convertía, pudo romper esa racha al anotar el primer tanto de la victoria de su equipo por 4 a 1 sobre Instituto, de Córdoba, en Mar del Plata, por Copa Argentina, y al final del juego reconoció que cuando le llega esa 'sequía' se pone "loco".

"En lo personal, cuando no convierto me pongo loco de la cabeza. Por eso hoy estoy doblemente contento, ya que cumplimos el objetivo de pasar de ronda y porque pude anotar, algo que para un delantero es importante", reflexionó Alario.

"El partido se hizo trabado y cuando nos quedamos con uno menos por la expulsión de (Gonzalo) Martínez, mi gol nos ayudó. Después se emparejó con la expulsión de ellos y nosotros golpeamos en los momentos justos", amplió.

Sin embargo el 'Pipa' aceptó que a su equipó "le falta. Podemos jugar mejor y por eso tenemos que seguir trabajando. Nos sentimos molestos porque podemos dar más. Cuando logramos tres o cuatro pases seguidos, somos otra cosa. Me quedo con eso, pero hay que buscar el funcionamiento que quiere Marcelo Gallardo y a eso apuntamos".

"Y en cuanto a la expulsión de 'Pity', no sé cómo fue la jugada, pero hay que apoyarlo, porque son errores que cualquiera comete", sentenció.

Se hizo esperar

Al fin, Pipa... Después de 11 partidos, Alario volvió a convertir con la camiseta de River, tras anotar el primer gol frente a Instituto, cortando así 941 minutos de sequía. Su última conquista había sido frente a Melgar de Perú, por la Copa Libertadores, el último 18 de mayo. De esta manera, el Pipa ya suma 41 goles en 82 encuentros

¿Llega Saracchi?

El mercado de pases seguiría abierto para River. Y el nombre que podría abrochar entre hoy y mañana es el de Marcelo Saracchi. El charrúa, de 19 años, lateral zurdo de Danubio y el Sub 20 uruguayo, cerraría su vínculo con el club millonario, después de una reunión con Álvaro Recoba, su representante. La idea de River es comprarle el 50 por ciento de su pase.