El partido se planteó como una puja entre David y Goliath, pero el primero se volvió poderoso en los 45 minutos iniciales, y cuando se encontró en condiciones desfavorables en los segundos, nunca pudo encontrar las vertientes como para asegurar la victoria. 

El desarrollo fue intenso de principio a fin, prevaleciendo la presión de Temperley sobra la salida visitante, por lo que solamente la jerarquía de Scocco fue la que marcó la injusta diferencia para River, mientras que el local se encontró con un inspirado Lux, que hoy volvió a la valla de los de Núñez en la competencia local, cuando dispuso de sendas acciones favorables en los pies de Juan Sánchez Sotelo.

La segunda mitad tuvo otras características, ya que River se apoderó del balón, lo hizo circular mejor que en el primer tiempo y creó cinco opciones claras de gol que constituyeron al debutante arquero Ayala en la figura del partido, lo que desmintió también el concepto anterior respecto de la diferencia de jerarquías, porque por ejemplo Lucas Alario falló sucesivamente en la definición en dos mano a mano pisando el área chica.

La mejoría de los riverplatenses se apoyó en las dos variantes que realizó Gallardo apenas comenzado el segundo período, con los ingresos de Ariel Rojas por un inexpresivo Carlos Auzqui y, fundamentalmente, Enzo Pérez en lugar de un Ignacio Fernández al que se lo nota decididamente incómodo con este nuevo esquema 4-4-2 propuesto por el 'Muñeco'.

Pero como River lo dejó vivo a Témperley, hasta el final su victoria pendía del delgado hilo de un error o un contraataque afortunado del rival, algo que por ejemplo sucedió sobre la media hora de esa etapa final cuando Leonardo Ponzio pretendió salir jugando el balón, lo entregó mal y obligó 'in extremis' a Lux a un esfuerzo descomunal para desviar un remate bajo de Marcos Figueroa que tenía destino de red.

Fue victoria justa de River en definitiva, y digno el papel de este Temperley que se está rearmando para pelear otra vez por la permanencia en la categoría, aunque ya hará historia por ser parte de la primera Superliga de la historia.

Al término del encuentro un Alario que se mostró disperso durante los 90 minutos, no quiso "soltar prenda" sobre si seguirá en River o mañana mismo aprobará la ejecución de la cláusula de rescisión y se irá a Bayer Leverkusen, de Alemania, a cambio de 24 millones de euros.

Si esto ocurre, el santafesino cerrará una elipse en su carrera que se abrió en River el 15 de julio de 2015 con un empate 1 a 1 frente a Temperley en el Monumental, con goles de Ramiro Funes Mori de tiro penal y Ariel Esparza, y culminó esta noche frente al mismo rival.

Hacía 30 años que River no visitaba la cancha de Temperley, ya que la última vez que lo hizo fue el 1 de febrero de 1987, cuando los 'millonarios' se impusieron por 4 a 2. Esta noche su triunfo fue más módico.

Síntesis

Temperley: Josué Ayala; Adrián Scifo, William Riveros, Matías Nani y Gonzalo Escobar; Mathias Villasanti, Rodrigo De Ciancio y Leonardo Di Lorenzo; Marcos Figueroa,, Juan Sánchez Sotelo y Emiliano Ozuna. DT: Gustavo Álvarez.

River: Germán Lux; Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Javier Pinola y Milton Casco; Gonzalo Martínez, Leonardo Ponzio, Ignacio Fernández y Carlos Auzqui; Lucas Alario e Ignacio Scocco. DT: Marcelo Gallardo.

Gol: en el primer tiempo: 31m. Scocco (R).
Cambios: en el segundo tiempo: Al comenzar Enzo Pérez por I. Fernández (R) y Ariel Rojas por Auzqui (R), 15m. Ramiro Costa por Sánchez Sotelo (T), 29m. Ezequiel Montagna por De Ciancio (T), 30m. Rafael Santos Borré por Scocco (R) y 34m. Maximiliano Lugo por Villasanti (T).
Amonestados: Villasanti y Ozuna (T). Casco, Ponzio, Maidana e I. Fernández (R). 
Incidencia: 44m. expulsado Lugo (T).
Cancha: Temperley.
Árbitro: Fernando Rapallini.